Un paseo por Getxo, del Puerto Viejo a Neguri

Un paseo por Getxo, del Puerto Viejo a Neguri

Getxo es un municipio costero de Bizkaia que se compone de los barrios Andra Mari, Algorta, Neguri, Las Arenas y Romo. Os invito a este agradable paseo, desde el Puerto viejo hasta Neguri, conociendo historia, arquitectura, paisajes…

Comenzamos en el Puerto Viejo o Portu Zaharra, el alma marinera de Algorta. Antiguo puerto de pescadores es el lugar con más tradición de Getxo y sus inicios se remontan a los siglos XVII y XVIII. Callejuelas empinadas, casas blancas con contrastes de colores, bares de toda la vida, restaurantes de pescado…es como estar en una pequeña villa marinera.

Poca gente hay que no conozca ya el Kalimotxo, esa mezcla de vino tinto y Coca Cola, pues se originó aquí, en 1972 en las fiestas de San Nicolás del Puerto Viejo.

Continuamos caminando por la playa de Ereaga. Aquí se encontraba el Balneario de Ereaga, Igeretxe, donde la burguesía bilbaína comenzó a venir a tomar sus baños de sol y bañarse en aguas minero-medicinales.

Se construyó en 1912, obra del arquitecto Antonio Araluce. Se utilizó hormigón armado entre otros materiales, que aunque en Bilbao ya se había empezado a utilizar seguía siendo algo muy novedoso. Actualmente es un hotel, Hotel Igeretxe y es uno de los pocos hoteles a pie de playa de la costa vasca.

Continuamos hasta la Estación de Salvamento de Náufragos. El Abra es la zona donde desemboca el Nervión y se junta con el mar haciendo que se acumulen grandes arenales. Estas barras de arena hacían que muchos barcos naufragaran, así que en 1917 el armador Francisco Aldecoa Uriarte impulsó la construcción de la Estación de Salvamento de Náufragos. En 1920 Ignacio Mª Smith construye el edificio en un estilo neo-vasco que albergaría la estación de salvamento y la cofradía de pescadores. Hoy en día está la Cruz Roja de Salvamento Marítimo.

 

Aquí empieza el paseo por las grandes villas de Neguri. Neguri es uno de los barrios más selectos de Bizkaia. Su nombre proviene de Negu (invierno) e Hiria (ciudad) y fue el sacerdote Resurrección María de Azkue quien bautizó así el lugar. La desamortización de Madoz puso en el mercado la venta de terrenos de unas 225 hectareas. En 1902, Enrique Aresti y Torres, Jose Isaac de Amann Bulfi y Valentín Gorbeña Ayarragaray, fundador, director y director técnico, por ese orden de la Compañía de Ferrocarriles de Santander a Bilbao compraron los terrenos y fundaron la Sociedad Terrenos de Neguri.

La Sociedad Terrenos de Neguri planteó desde el principio la idea de una urbanización para gente selecta orientada a una alta clase social. Influenciado por el modelo de estilo inglés de ciudad-jardín, serían viviendas unifamiliares con jardín y equipamientos comunitarios como Colegio del Carmen (hoy en día conocido como Urdaneta infantil), la iglesia del Carmen así como equipamientos deportivos Real Club Jolaseta, Real Sociedad de Golf de Neguri y Sociedad Tiro de pichón.

Las familias más ricas del estado, amasadores de grandes fortunas vivían aquí. Estas familias adineradas venían del gran auge de la industria siderurgica y metalurgica de Bizkaia, minas, transporte, navieras, altos hornos, bancos… Por supuesto toda esta riqueza e importancia se reflejaba en sus residencias.

 

El paseo por las grandes villas de Neguri empieza en las galerías Punta Begoña. «El último magnate» del que ya os hablé en Parque Munoa, Horacio Echevarrieta mandó  construir esta galería-mirador para rematar la cornisa a modo de muro de contención funcional. Encima de estas galerías se encontraba su residencia de verano, una mansión de estilo inglés diseñada por el arquitecto Gregorio Ibarreche en 1910, hoy en día desaparecida

Las galerías las construyó uno de los arquitectos más importantes y prestigiosos de Bilbao, Ricardo Bastida. En 1918 se presentó el proyecto y en 1921 ya estaban hechas. Su perfil se adapta a la irregularidad del terreno y el nombre proviene del antiguo Fuerte Begoña que ya en el  s.XVII estuvo emplazado en el mismo lugar. Era un espacio de recreo con pasadizos, habitaciones, salón principal… y grandes miradores desde donde Horacio podía incluso mirar los barcos que salían desde su naviera. En Punta Begoña se celebraron toda clase de fiestas, eventos, bailes… En 1931 comienza el declive económico de Horacio y vende parte de sus propiedades, se derriba su chalet, pero Punta Begoña no. Durante la Guerra Civil los getxotarras se refugiaban aquí durante los bombardeos, también se utilizó como hospital y durante la postguerra se convirtió en comedor social, el abandono y el vandalismo en los sucesivos años hicieron que Punta Begoña quedara muy degradado. Actualmente está en proyecto de restauración y ofrece visitas guiadas.

 

Al lado de Punta Begoña está el palacio de Arriluze. Se trata de uno de los más originales palacios de la zona. El propietario Fernando María Ybarra mandó el diseño y construcción al hermano de su mujer Mª Ángeles Oriol Urigüen. En 1910 José Luis Oriol Urigüen comienza este proyecto de palacio estilo inglés, historicista con aires neogóticos.

José Luis Oriol, estudió arquitectura y aunque aparte de este realizó algunos trabajos más fue como empresario y como político donde más dedicó su vida laboral. Se casó con Catalina de Urquijo, hija de Lucas de Urquijo Urrutia, primer presidente de Hidroeléctrica Ibérica. Tras la fusión de Hidroeléctrica Española con Iberduero se convertiría en Iberdrola y José Luis Oriol fue su presidente hasta 1941, puesto que sucedió su hijo José María Oriol Urquijo. Jose Luis construyó también su palacio en Neguri, San Joseren, pero no se ubica en esta zona del paseo, sino más al interior.

Fernando de María de Ybarra y de la Revilla, I Marqués de Arriluce, fue consejero de Altos Hornos de Bilbao empresa que ya había fundado su familia y posteriormente de Altos Hornos de Vizcaya y formó parte de la junta directiva de la Liga Vizcaína de Productores. También formó parte del consejo de Hulleras del Turón y fue vicepresidente del a Sociedad Española de Construcción Naval. Pero es a partir de 1901 cuando empieza una gran actividad como presidente y creador en empresas del campo de la electricidad, Hidroeléctrica Española, Hidroeléctrica Ibérica, Compañía de Tranvías y Electricidad de Bilbao, Sociedad Ibérica de Construcciones Eléctricas, Sociedad Ibérica del Nitrógeno…en 1929 obtuvo la presidencia de General Eléctrica Española filial de la empresa americana General Electric.

Amigo personal del rey Alfonso XIII quien le nombró marqués, compaginó su vida empresarial con la politíca formando el Partido Conservador de Vizcaya. En la Guerra Civil murió asesinado por el bando republicano.

 

Casa Aitzgoyen propiedad del hermano de la anterior, Emilio Ybarra Revilla, uno de los fundadores el diario «El Pueblo Vasco» en 1910.
Manuel María Smith es el arquitecto de esta casa de estilo neo-vasco realizada en 1909. Resume los elementos de los caseríos tradicionales, planta rectangular, cubierta a dos aguas, cortafuegos decorativos, repisas lobuladas, entramado de madera…

 

Seguimos con el Palacio Ampuero, obra del mismo arquitecto que el anterior, Manuel María Smith en 1928 para Joaquín Ampuero del Río y su esposa Casilda Gandarias Durañona. Joaquín, al igual que sus vecinos mantuvo una intensa actividad empresarial siendo miembro de los consejos de administración de Banco de Bilbao, Altos Hornos de Vizcaya, así como en empresas ferroviarias como por ejemplo Ferrocarriles del Norte. También tuvo una gran actividad política como concejal y senador así como colaborador en prensa.

Su mujer, Casilda era hermana del empresario y político Juan Tomás Gandarias también asociado a altos cargos de empresas como Altos Hornos de Vizcaya, Ferrocarriles del Norte, Banco Urquijo, Hidroeléctrica Ibérica entre otras muchas.

El palacio  está construido con estilo regionalista neo-montañés.

 

Palacio Mudela, obra de Manuel María Smith en 1910, de planta sencilla, simétrico con mampostería y sillería. Sus propietarios José María Martínez de las Rivas y Richardson de familia proveniente de la siderurgia y astilleros casado con Mercedes Villabaso y Zavaleta, conocida familia de oligarquía vizcaína con propiedades en el Duranguesado.

 

Y llegamos al que seguramente sea el palacio más característico de la zona, el palacio Lezama-Leguizamon. Tras una construcción inicial de volúmenes cuadrangulares macizos y de corte clasicista obra de José María Basterra, en 1919 una vez más Manuel María Smith reforma la vivienda. La fachada principal destaca en tres volúmenes también de estilo neo-montañés, cuerpo principal de la vivienda, torre central inspirada en el Palacio de Monterrey de Salamanca y espacio dedicado a la biblioteca. En 1933 se quemó la biblioteca, destruyéndose así la considerada mejor biblioteca privada de la época

Su propietario era Luis Lezama Leguizamon Sagarminaga, bibliófilo, empresario también de la minería, fundador del diario «La Gaceta del Norte» y político casado con Felisa Zuazola.

La casa sigue perteneciendo a la misma familia, dividida en diferentes apartamentos aquí podéis ver uno de ellos que está a la venta.

 

Continuamos y en la rotonda se pueden ver el Palacio Vallejo y la casa Eguzkialde, por calles paralelas y perpendiculares se encuentran muchos más palacios, pero quiero mostrar los que puedes ver por este paseo marítimo.

El palacio Vallejo también obra de Manuel María Smith en 1924 por encargo del empresario y abogado Emilio Vallejo Arana y su mujer Sofía Real de Asúa. Inicialmente una casa unifamiliar, en 1952 el mismo arquitecto por orden de los descendientes reformó el edificio para convertirlo en múltiples propiedades.

 

Eguzkialde, destaca por su verticalidad. Construida en 1918 por Leonardo Rubacabo para Pierre Barbieri dueño de la fábrica Trefilería Barbier, una gran fábrica donde trabajaban más de mil personas ubicada en el barrio bilbaíno de La Peña.  Esta casa de estilo neo-montañés también es conocida como «la casa de la alcaldesa» ya que en 1957 fue adquirida por Enrique Lequerica Erquiza y su mujer Pilar Careaga Basabe. Él ingeniero e industrial de familia burguesa y hermano del político y diplomático José Félix Lequerica  y ella primera alcaldesa de Bilbao y primera mujer ingeniera titulada.

Este palacio también ha sido recientemente transformado en 5 apartamentos de lujo, podéis verlos o comprar aquí. Tanto este como algun otro palacio de Getxo han sido rehabilitados por la misma empresa Arana Arquitectos.

Dejamos Neguri para seguir nuestro recorrido por Las Arenas hasta el Puente Bizkaia que continuará en el siguiente post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *